negocio-familiar-ucn.es/blog

Evita estos errores al emprender un negocio familiar

Si tienes en mente iniciar un negocio familiar y estás en ese modo creativo de consolidar las ideas y poner en marcha la empresa durante este último trimestre del año, debes tomar en cuenta que, a pesar de estar asociándote con tu familia y que puede parecer menos complicado, hay errores que se pueden cometer, pero que también se pueden evitar, así que te decimos cómo hacerlo.

 

Errores al emprender un negocio familiar

  • Acuerdos sin registrar ni documentar: En todo negocio los acuerdos deben quedar por escrito, firmados y sellados. Se trate o no de un emprendimiento con la familia, el hecho de decir las cosas y no dejarlas en un documento, puede traer como consecuencia malos entendidos e incumplimiento de lo que se ha dicho.
  • 50/50: Si bien la repartición de las acciones dependerá de la cantidad de capital que se haya dispuesto para el negocio, lo más fácil es hacer una división en partes iguales. Sin embargo, si uno de los familiares pone más tiempo y dinero, lo más justo será hacer una valoración diferente. Antes de iniciar el negocio, es importante que los participantes establezcan cuál será la aportación de cada uno y su rol dentro de la empresa.
  • Mezclar asuntos familiares con el negocio: Parece difícil, pero es importante que durante las horas de trabajo no se toquen temas familiares. Lo más sano es dejar los asuntos de la familia para las reuniones del domingo en casa de la abuela y no llevarlos a la oficina. Seguro que ninguno de los socios querrá terminar con discusiones, menos si esto es riesgoso para la evolución del negocio que acaban de emprender.

En este punto es importante tener inteligencia emocional y así poder separar la familia del negocio.

 

  • Falta de profesionalización: El negocio irá creciendo y será necesario contratar más personal, en este caso se recomienda siempre buscar a los profesionales para ocupar el puesto que se requiera. Un error que se comete es que alguno de los socios quiera hacer un trabajo del que no tiene idea
  • No analizar ni establecer metas: Un negocio siempre debe tener objetivos claros. Alguno de los integrantes se debe encargar de analizar los números de KPI’s, indicadores que serán valiosos para saber si el negocio va bien o mal. Es necesario saber el punto de equilibrio y establecer estrategias para ejecutar en momentos de riesgo y también de bonanza, lo importante es no quedarse estancado ni permitir que la compañía vaya como un barco sin rumbo.

Tener estos consejos en cuenta te hará llevar de una mejor manera y más profesional el hecho de emprender un negocio familiar. No mezclar los asuntos familiares, tener metas claras y establecer roles serán claves para el éxito.