fortalezas personales-emprendedor-liderazgo-emprendiduria-UCN-Unicentro-centro de negocios Madrid

Fortalezas personales que todo emprendedor debe reunir

Todo emprendedor debe reunir una serie de fortalezas personales, que son las que van a llevar el éxito a su empresa. Desde Unicentro te las detallamos a continuación.

Una de las cualidades que llevan a alguien al éxito personal es el conocimiento que uno tiene de sí mismo. El autoconocimiento conduce a saber cuáles son las fortalezas y debilidades de una persona. Hoy vamos a centrarnos en las primeras, ya que son los cimientos sobre los que construir cualquier proyecto.

No es cierto que todos los empresarios sean iguales, ni que haya que cumplir unos requisitos específicos para emprender. Pero sí existen una serie de fortalezas personales que serán de gran utilidad para triunfar en tu negocio. A continuación, te ofrecemos un listado, para que puedas analizar si las reúnes o si debes potenciarlas.

 

Cuatro fortalezas personales del emprendedor

 

1. Ser eficiente

Para ser eficiente, no basta con ser eficaz. La eficiencia, en el mundo empresarial, va más un poco más allá que el concepto de eficacia. Para entenderlo es necesario aclara los términos. La eficacia sería la capacidad de conseguir los objetivos marcados. La eficiencia iría más allá porque consiste también en alcanzar las metas, pero, además, utilizando para ello el mínimo de recursos. Si tienes la capacidad de ser eficiente, vas a optimizar tu capital, cumplir objetivos y obtener con ello el máximo beneficio. Una forma de optimizar recursos es contratar para tu lugar de trabajo un espacio de trabajo, en lugar de recurrir a alquileres costosos. Si tu sede está en Madrid, en Unicentro puedes encontrar la ubicación ideal.

2. Ser un líder nato

La capacidad de liderazgo es una fortaleza personal imprescindible en todo emprendedor. Si esa cualidad es nata, mejor que mejor. ¿Qué entendemos por ser un “líder nato”? Se trata de poseer una personalidad que genere un poco el efecto “Flautista de Hamelín”. ¿Recordáis el cuento? Alguien que es capaz de conseguir que todos le sigan sin imponerse, porque posee un talento natural para ello. Pues eso. Si necesitas más claves para saber cómo ser un buen líder, puedes consultar el post que publicamos sobre el liderazgo positivo.

3. Saber cómo explotar el talento

En este caso hablamos del talento propio y del ajeno. No todo el mundo está superdotado para algo en concreto, pero todos tenemos algunas habilidades personales. Saber sacar partido de esas cualidades, tanto de las propias como de las ajenas, hará que tu negocio navegue viento en popa. Piensa en tus habilidades y aprovéchalas. También debes tratar de conocer al máximo a los miembros de tu equipo. Aceptar sus defectos y buscar sus talentos te ayudará a centrarte sólo en lo positivo y en lo que te pueden aportar.

4. Ser tecnológico

En el Siglo XXI es imposible tirar adelante una empresa sin estar adaptado en tecnología. La competitividad es altísima y las herramientas que utilices tienen que estar a la altura. Eso no significa invertir todo tu capital en tener lo “último” y mucho menos lo más “cool” o lo más caro. Como hemos señalado antes, hay que ser eficiente, y eso incluye la parte tecnológica también. La clave sería optimizar los recursos sin dar la espalda a lo tecnológico.

 

Estas son las 4 fortalezas básicas que debe poseer todo buen emprendedor. Es cierto que existen muchas más, cuyas claves te ofrecemos en nuestro blog habitualmente. Si quieres más información sobre temas de empresa, visita nuestra web. En Unicentro ofrecemos oficinas y espacios de trabajo y reunión en Madrid, así como asesorías personalizadas. ¡Te esperamos!