negociaciones unicentro

Gana en tus negociaciones con estos consejos – Unicentro

Buena parte de tu vida la pasas negociando. Constantemente quieres obtener alguna cosa de alguna persona, por lo que la negociación es parte inherente de tu día a día. Eso no quiere decir que siempre ganes en la partida. En ocasiones el resultado de tus negociaciones será el esperado y en otros momentos saldrás perdiendo en tu intento. Sin embargo, si dispones de la habilidad necesaria, serán más las veces que salgas ganando de las que termines perdiendo.

Los procesos de negociación terminan en acuerdos, por lo que no se trata de una tarea fácil. Normalmente se producen tensiones entre los negociadores que son perfectamente evitables si sabes cómo hacerlo.

Por todo esto, y porque es nuestra filosofía ayudar y asesorar a cualquier emprendedor en su camino al éxito, a continuación te ofrecemos algunos consejos que pueden serte muy útiles para salir ganando en tus próximas negociaciones.

La clave del tiempo.

Controla la conversación. Dedica la mayor parte del tiempo a negociar. Cuanto mayor sea la disponibilidad de tiempo de la que dispones, mayores serán tus posibilidades de obtener un resultado exitoso. Sé tu quien conduzca la conversación y llévala por donde te interesa, de manera que no le das tiempo a tu interlocutor, que acabará cediendo en cualquier momento debido a su poca capacidad argumentativa.

El manejo de la información.

Cuanto más conozcas a tu adversario mejor que mejor. Busca información clave a través de proveedores o clientes y manéjala inteligentemente. Buena información relevante, utilizada en el momento adecuado ejercerá muchísima presión sobre tu interlocutor que te permitirá ir ganando posiciones en tu negociación.

Siéntete superior.

Temblar como un flan no es la imagen más adecuada para poder obtener beneficio de una negociación. Preocúpate por tu aspecto, tu calzado, tus gestos y actitudes, ya que debes mostrar una imagen de superioridad respecto a tu contraparte. Habla con claridad, evita ambigüedades y demuestra tu poder durante tu encuentro. Sin embargo, no dejes de ser nunca respetuoso con quien estás negociando. Se trata de que ofrezcas una imagen poderosa al tiempo que respetuosa con el otro.

Conoce al otro.

Es interesante conocer a la otra persona, ya sea cliente, competencia o futuro socio, con la mayor cantidad de detalles que puedas. Conocer las fortalezas y debilidades del otro te aportará seguridad y te será útil para poder empatizar con su postura. Si llegas a conocer sus gustos y aficiones tendrás un importante recurso para temas de conversación que contribuyan a relajar posibles tensiones.

No cabe la improvisación.

No puedes quedarte en blanco en medio de la negociación. Ten bien clara toda la información que manejas, todos los datos y las cifras, los objetivos que persigues y estate alerta de cualquier imprevisto que surja. Conocer perfectamente tu producto, tu negocio y el mercado es la clave para tener éxito en tus negociaciones.

Los sentimientos fuera.

Para tomar buenas decisiones, las emociones no son buenas aliadas. En muchas ocasiones tus emociones pueden jugar más en tu contra que a tu favor, y ten en cuenta que también en muchas ocasiones te hacen tomar decisiones contra tus propios intereses. Una mente fría es esencial para los negocios, basa tus decisiones en datos objetivos y evita dejarte llevar por sentimentalismos; al fin y al cabo, no es nada personal, sólo son negocios.

Un respetito es my bonito.

Aunque una imagen de superioridad te coloca en un nivel superior respeto a tu contraparte, si te excedes en tu actitud provocarás un sentimiento contrario e indeseado que es la desconfianza hacia tu persona. Las faltas de respeto aportan tensiones extra al proceso negociador que no son beneficiosas para nadie. Sé siempre educado y firme, gánate el respeto de la otra parte y estarás dando pasos hacia tu propia victoria.

Queremos prestarte toda nuestra ayuda, comenzando por pequeños contenidos que contribuyan a tu mejora profesional y personal a través de nuestro blog, que actualizamos semanalmente, así como en nuestra sede del Paseo de la Habana 9, de Madrid. En el Centro de Negocios de Madrid, Unicentro queremos asesorarte y acompañarte en tus primeros pasos como emprendedor para ahorrarte un camino que ya otros comenzaron antes. Cuenta con nosotros para crear tu oficina o despacho en régimen de alquiler, con espacios flexibles que se adaptan a tus necesidades y que van acompañadas de todos los servicios extra que puedas necesitar. Para tus reuniones de negocios o tus actividades formativas contamos con estupendas salas de reuniones y aulas, dotadas todas con lo último en tecnología y con una imagen contemporánea y seria que será la envidia de tu público. Por último, queremos recordarte que contamos con amplia experiencia en la puesta en funcionamiento de oficinas virtuales, domiciliadas en el centro financiero de Madrid, para que puedas trabajar desde casa mientras cuentas con servicio de secretaría, recepción de llamadas y de paquetería postal, etc.