liderazgo positivo-unicentro-ucn-centro de negocios madrid

Qué es el liderazgo positivo (parte 2)

La semana pasada, en otro post, os adelantábamos el concepto de liderazgo positivo. Tal y como señalábamos, existen muchos tipos de liderazgo. Autocrático, burocrático, natural, paternalista… Pero lo que está claro hoy en día es que, para ser un buen líder, no basta con dar órdenes de cualquier manera.

El concepto de liderazgo positivo construye un líder implicado con la empresa y con sus empleados. Alguien que sabe transmitir a sus colaboradores algo más que instrucciones. Sabe cómo generar estima, valor y motivación a su plantilla.

En esta entrada os vamos a explicar cómo ser un líder positivo y aportar valor añadido a tu proyecto en tus relaciones con tus trabajadores.

 

Otras cinco claves para entender el liderazgo positivo

 

1.     Equidad en el trato 

Entendemos por equidad en el trato la necesidad de tratar por igual a todos los miembros de tu equipo. Es obvio que todas las personas son diferentes y habrá personas en tu plantilla que prefieras por encima de otras. Pero que sean algo más eficaces o talentosas no debe suponer un detrimento en el trato con los demás. Todo el mundo es valioso y tiene algo que aportar, y saber destacar eso es mucho más positivo que remarcar las deficiencias. Las comparaciones son odiosas y pueden generar envidias, autoestimas bajas y desmotivación. Además, te interesa que el trabajo en equipo funcione correctamente. Para ello es importante crear un buen ambiente entre todos, sin diferencias que creen malas energías entre los miembros.

 

2.     Compromiso

Estar comprometido con tu trabajo significa trabajar con tus subordinados como uno más del equipo. Si poner el mismo esfuerzo en las tareas que exiges a los demás, nadie te negará un sobreesfuerzo. Predicar con el ejemplo es algo básico a la hora de hacer peticiones. Si quieres que tus trabajadores se esfuercen, esfuérzate tú con ellos.

 

3.     Conocimiento de los miembros del equipo

Es imprescindible que conozcas bien a tus empleados. Por un lado, porque conocerlos como personas te ayudará a ser más eficaz en la organización del trabajo. Pero además pasas un mínimo de 8 horas diarias con ellos. Si la relación es cercana, el tiempo compartido será más agradable y eso hará que todos trabajéis mejor.

 

4.     Mediación justa

Si, a pesar de todos los esfuerzos y de aplicar el liderazgo positivo surgen problemas entre miembros de tu equipo, trata de intermediar. Escucha a las partes y trata de ser empático y justo con todos en tus decisiones. Sobretodo trata de no tomar partido por uno u otro y busca la solución más justa para todos. Esto devolverá el buen ambiente y la necesaria tranquilidad para que el trabajo salga adelante lo mejor posible.

 

5.     Cero negatividad

Es algo bastante obvio: para practicar el liderazgo positivo, hay que alejarse de la negatividad. Esto no significa hacer caso omiso cuando algo no funciona o funciona mal. No se trata de ser optimista hasta el punto de no ver que nos vamos a estampar hasta que recibamos el impacto. Pero sí de analizar lo negativo desde un punto de vista realista y no dejarse hundir por ello. Mantener una actitud positiva de búsqueda de soluciones y transmitir ese tipo de comportamiento a tu equipo. De esta manera conseguirás superar las pequeñas y grandes crisis.

 

Asesorías sobre liderazgo y otros temas para emprendedores en Madrid

 

Unicentro (UCN) es un centro de negocios ubicado en Madrid. El equipo de UCN esperamos que esta entrada te sea de utilidad para practicar el liderazgo positivo y gestionar mejor tus equipos de trabajo. Si necesitas más asesoramiento desde Unicentro organizamos asesorías y eventos periódicos para emprendedores. También ofrecemos alquiler de salas y despachos y muchos más servicios relacionados con el emprendimiento en Madrid. Si necesitas más información no dudes en contactarnos.