emprender sin capital

Posibilidades de emprender sin capital – Unicentro

Si estás en esto de emprender ya te habrás dado cuenta que uno de los principales problemas que encuentras es la financiación, pero tranquilo, aquí estamos nosotros para aportarte algunas soluciones.

Aunque por supuesto que sería estupendo contar con toda la financiación necesaria para que tu proyecto arranque con los menores problemas posibles, la realidad es la que es y necesitas contar con algo de dinero para poder comenzar a dar pasos.

Además, dependiendo del tipo de empresa que quieras montar, es posible que necesites de más fondos aún, ya que dependiendo de la forma jurídica que escojas para tu compañía podrá llevar acompañada una suma nada desechable a la hora de ir haciendo cuentas.

Por eso, en el post de hoy te contaremos algunas de las maneras en las que puedes poner en marcha tus sueños formando sociedades de formas jurídicas que no necesitan de inversión de capital.

Autónomo.

Esta forma de comenzar con una actividad profesional es la más conocida y de las más utilizadas. Se trata de darse de alta como empresario individual. En este caso, la responsabilidad es ilimitada, por lo que si contraes deudas tendrás que responder ante ésta con todos tus bienes.

Autónomo de responsabilidad limitada.

Para evitar que sean tus bienes quienes respondan por las posibles pérdidas de tu actividad económica, se ha creado esta figura, que bajo determinadas condiciones limita la responsabilidad a la que puedes hacer frente.

Comunidad de bienes.

Se utiliza esta modalidad cuando se unen algunos autónomos y deciden compartir bienes o derechos propios de cada uno de ellos pero que todos comparten de manera comunitaria. Se trata de una asociación en la que cada socio aporta algún bien o derecho útil y necesario para todo el grupo de trabajo.

Sociedad civil.

Es un contrato entre dos o más personas en el que se decide poner en común un capital con la finalidad de repartirse los beneficios. Vamos, algo así como un matrimonio pero dedicado específicamente a los negocios.

Sociedad colectiva.

Una sociedad algo más amplia que la civil es la colectiva. En este tipo de sociedades todos los socios participan de manera colectiva bajo una razón social. Todos ellos participan en la proporción que se establezca, de los mismos derechos y obligaciones. Además responden subsidiaria, personal y solidariamente de las posibles deudas que se generen.

Sociedad comanditaria simple.

Este tipo de sociedades incluyen inversión y trabajo. Mientras unos socios aportan capital, otros aportan trabajo. Todos responden subsidiariamente de las deudas sociales y de los socios comanditarios (los que aportan el capital), que sólo responden de acuerdo a lo que han aportado.

Sociedad limitada de formación sucesiva.

Básicamente son sociedades limitadas sometidas a ciertos límites y obligaciones orientados a impulsar que el conjunto de empresas que las conforman sean capaces de crecer mediante la autofinanciación, invirtiendo los resultados de la actividad en la propia empresa.

Agrupación de interés económico.

Surgieron desde la UE y pretenden fomentar las relaciones entre empresas. Así que son sociedades con personalidad jurídica propia, creadas para desarrollar alguna actividad económica, auxiliar a la que desarrollan sus socios y con el fin de facilitar la actividad de los mismos y mejorar sus resultados.

Esperamos que entre estas posibilidades hayas encontrado aquella que más se ajusta a las necesidades que tienes para poder comenzar a desarrollar tu idea de negocio de manera exitosa.

Si tienes más dudas sobre formas jurídicas o cualquier otro aspecto relacionado con la puesta en funcionamiento de tu negocio no lo dudes y ven a visitarnos al Paseo de la Habana 9, de Madrid. En el Centro de Negocios de Madrid, Unicentro, estaremos encantados de ofrecerte todo el asesoramiento y la ayuda que necesites para alcanzar el éxito. Te facilitamos tu tarea poniendo a tu disposición estupendas oficinas o despachos en régimen de alquiler, de tamaño flexible, adaptable a tus necesidades y donde podrás contar además con los servicios extra que puedas necesitar. También te ofrecemos nuestras estupendas salas de reuniones o aulas, dotadas con lo último en tecnología, donde desarrollar tus actividades formativas o reuniones de trabajo será todo un placer. Por último, queremos ofrecerte nuestros conocimientos y experiencia en la puesta en funcionamiento de oficinas virtuales, domiciliadas en pleno centro financiero de Madrid y con la que podrás además contar con servicios como secretaría, recepción de llamadas y paquetería postal, etc.