protege tu idea de negocio

Protege tu idea de negocio – Unicentro

Respecto a esa idea que te ronda en la cabeza para llevar adelante tu propio negocio, ponte manos a la obra y comienza a desarrollarla, establece reuniones con posibles socios y con el equipo de colaboradores que te ayudará a que tu proyecto se haga realidad.

Pero si no lo puedes hacer inmediatamente, es mejor que protejas tu idea para que no te la roben, ¿pero hasta cuando? Si tienes que contar con colaboradores, ¿cómo trabajar con ellos sin destapar el proyecto? ¿cómo puedes realizar todo este proceso para que tu idea quede bajo tu tutela? En nuestro post de hoy te ayudaremos para que puedas proteger esa interesante idea que pasará a ser tu empresa.

No es posible proteger sólo una idea.

Una primera cuestión que tienes que tener en cuenta es que una idea sin más desarrollo no tiene gran recorrido para poder patentarla o protegerla de alguna manera. Si no existe algo más allá de la idea, aunque sea un proyecto rudimentario, será muy difícil de evitar que te la robe cualquiera que se encuentre en mejor posición que tú para desarrollarla.

Otra cosa es que ya estés haciendo estudios de viabilidad, de público objetivo, análisis de mercado, estudio sobre comercialización y producción, etc. En este caso la idea se encuentra ya en una situación lo suficientemente avanzada como para que puedas intentar captar a tus primeros clientes.

De esta manera, mientras no hayas hecho todo este trabajo de materialización de tu idea de negocio, es mejor que no cuentes nada al respecto.

Contratos de confidencialidad.

Si ya has avanzado lo suficiente en tu proyecto como para necesitar de socios que te ayuden con cualquier elemento del negocio que vas a poner en funcionamiento, entonces es muy recomendable que firmes con tus nuevos socios o colaboradores contratos de confidencialidad y no competencia, con la finalidad de que sigas siendo el legítimo propietario de tu proyecto.

Patentes.

En caso de que tu situación ya sea más avanzada, de manera que tienes cubiertas casi todas las necesidades básicas para poner en acción tu idea, será necesario que realices una solicitud de patente o de modelo de utilidad.

Ten en cuenta que no todas las ideas son patentables, la oficina de patentes en España indica que una invención sólo es patentable si es novedosa y no existe divulgación previa sobre ella, si se distingue por una actividad inventiva no obvia a un experto en la correspondiente tecnología o si son físicamente posibles de fabricar.

Asegúrate de que tu idea cumple los requisitos antes de tratar de patentarla. Además, si estás trabajando con socios o colaboradores, es conveniente que todo el equipo se encuentre enterado en todo momento de la evolución de la solicitud de patente.

Costes.

También requiere hacer un esfuerzo de planificación el registrar una patente, ya que son numerosos los costes, tanto en tiempo como en dinero, que se requieren para conseguir tener una patente. Los costes económicos se elevan a unos 800€ a los que hay que añadir gastos de gestión y el seguimiento de toda la documentación.

En general las PYMES carecen de la infraestructura necesaria para poder llevar adelante todo el proceso, por lo que te recomendamos, si es tu caso, que solicites distintos presupuestos y te decantes por aquel que se ajuste más a tus necesidades y los servicios que desees contratar.

Esperamos que este post te haya servido de utilidad y si aún te quedan más dudas sobre cómo proteger tu idea para alcanzar el éxito a través de ella, pásate por nuestro centro en el Paseo de la Habana 9, de Madrid donde estaremos encantados de aportarte soluciones. En el Centro de Negocios de Madrid ayudamos nuevos emprendedores a alcanzar sus sueños. Gracias a las posibilidades que ofrecemos numerosas empresas tienen su sede en nuestro centro en alguna de nuestras oficinas o despachos que alquilamos a precios muy competitivos y que cuentan con todos los servicios extra que necesitan. También disponemos de modernas salas de reuniones y aulas, dotadas con lo último en tecnología que te garantizarán el éxito en tus intervenciones con tus socios o tus actividades formativas. Y si estás pensando en montar un negocio a través de Internet, o simplemente quieres trabajar desde casa, te podemos ayudar a contar con tu propia oficina virtual, domiciliada en el centro financiero de Madrid y disponiendo además de servicios como recepción de paquetería y postal, atención telefónica y secretaría o cualquier otro que puedas necesitar.