verdades que debes conocer sobre emprendimiento

Verdades que debes conocer a la hora de emprender – Unicentro

Ya estás dando tus primeros pasos en el camino de la emprendeduría y es posible que te aparezcan un montón de dudas. Hoy queremos exponerte algunas verdades que debes tener claras para que tu camino continúe y alcances las metas que te has propuesto.

Decídete.

Es muy cómodo y se tiene todo muy bien controlado en tu zona de confort. Pero necesitas salir de ahí. Debes creer firmemente en tu idea y apoyarte en esa fuerza para poder dejar atrás ese lugar en el que te encuentras, aunque tengas miedo y creas que ante ti se abre un campo de tinieblas. En tu zona de confort la vida es limitada, hay muchas oportunidades ahí fuera que te estás perdiendo por mantener tu seguridad.

Primeros pasos.

Si has creído en ti y en tu idea, si no te ha dado miedo cruzar la puerta hacia lo desconocido, entonces ya sabes que no hay posibilidad de volver atrás. Una vez que has dado tus primeros pasos, que te has ido moviendo para comenzar a poner en marcha tu negocio, pensar en volver a donde estabas antes no se te pasa por la cabeza, así que continúa, estás haciendo lo mejor para ti en este momento.

Sé valiente.

Aparecerán mil y un contratiempos, nadie puede garantizarte el éxito, tampoco puede nadie garantizarte si quiera la supervivencia, pero eso no debe ser un freno a tus propósitos. Ya sabes que esto de emprender tiene sus riesgos, no sólo económicos, pero tu autoconfianza, la constancia y tu autoestima te ayudarán a ir sorteando las tormentas que te encontrarás en tu aventura.

Mejor acompañado.

No tienes por qué agobiarte más de lo necesario, no es posible que seas capaz de manejar todos los aspectos de tu negocio, así que busca buenos compañeros de viaje. Puedes establecer alianzas, construir una sociedad o buscar ayuda entre tus amigos y conocidos para que te acompañen allí donde tus capacidades no llegan. Cooperar es la mejor manera de obtener beneficios mutuos y, por supuesto, llegar más allá de donde tú alcanzarías en solitario.

Prepárate para lo peor.

Ten claro que no vas a andar por un camino de rosas. En un entorno como en el que vivimos, donde la ley del esfuerzo pierde cada vez más importancia, es sumamente importante que estés preparado para caer desmoralizado en más de una ocasión. Ten siempre claro que cualquier pequeño logro que consigas, por mucho trabajo que te haya llevado, será un paso más en la dirección correcta que te encamina al éxito. Tendrás noches sin dormir, jornadas intensas e interminables que te harán plantearte si realmente vale la pena. Seguro que vale la pena, así que en esos momentos confía en ti y en tu idea más que nunca, persevera en tu trabajo y sigue adelante a por tus objetivos.

Aprende de los enfrentamientos.

Ten claro que en cuanto tu negocio comience a despegar, es muy probable que aparezcan otros que quieran apropiarse de tu idea. No sabes por dónde te puede venir el “ataque”, puede que un colaborador, un socio, un cliente insatisfecho, aquellos que no quieren competencia… Debes estar bien asesorado para cualquier cuestión que pueda suscitar un enfrentamiento y defiende lo que te pertenece. Nadie te ha regalado nada y no vas a regalar tu trabajo fácilmente. En ocasiones los problemas se resolverán de manera sencilla y en otros momentos deberás romper lazos contractuales con otros. En cualquier caso, estas situaciones te permitirán ir creciendo profesionalmente, adquiriendo poco a poco la experiencia necesaria para salir victorioso de futuras “batallas”.

Lo importante es el camino.

Si tienes la mirada fija en el objetivo final será muy difícil que puedas ver todo lo que te está ocurriendo alrededor, que es sumamente importante. Además, cegarte con la meta es la mejor manera de agobiarse y creer que no estás andando lo suficientemente rápido. Si tienes la mirada alta, no ves por dónde pisas y será fácil que tropieces y te caigas. Así que disfruta de cada paso que das, celebra cada pequeña victoria que consigas y crea nuevos pequeños objetivos que te permitan crear tu propia senda. Cuando llegues al éxito no te habrás dado ni cuenta, sin embargo valorarás la atención que has prestado a cada actividad que has realizado, conocerás tu negocio como nadie, lo que te permitirá llevarlo por donde quieres sin ningún tipo de duda.

Lo importante es que ya estás en tu senda, a pesar de estas verdades que te hemos comentado hoy. Queremos seguir ayudándote y por eso en Unicentro, Centro de Negocios de Madrid, asesoramos continuamente a todo aquel que quiera comenzar su aventura emprendedora. Además de en nuestro blog, que actualizamos constantemente, en nuestra sede del Paseo de la Habana 9, de Madrid, estamos a tu disposición para ayudarte a alcanzar el éxito que te propones. Por eso te ofrecemos la posibilidad de contar con una de nuestras oficinas o despachos en régimen de alquiler, con tamaños flexibles y todos los servicios que puedas necesitar. Tal vez necesites contar con salas de reuniones o aulas, dotadas con lo último en tecnología y con un ambiente moderno y profesional. Te las ofrecemos en régimen de alquiler con todas las garantías. Por último, si quieres disponer de tu propia oficina virtual, domiciliada en el centro financiero de Madrid, cuenta con nuestra amplia experiencia.

Pon en marcha tu idea y cuenta con nosotros para sacarla adelante!!